91 161 03 04 De 8:30 a 19 h
Furgoneta
De 8:30 a 19 h.
Teléfono

Categorías

Archivo del blog

> > > Cajas camufladas: esconder a plena vista

Cajas camufladas: esconder a plena vista

FlechaVolver

Miércoles, 30 de noviembre de 2016

Foto del artículo


Introducción

De la misma forma que la discreción es la mejor parte del valor, también lo es de la seguridad. Mejor que el que un ladrón no pueda romper la seguridad de una caja fuerte es que no pueda saber donde está ni tenga la oportunidad de intentarlo. Y a ese enfoque responde la existencia de las cajas camufladas.

Las cajas camufladas son cajas de seguridad y cajas fuertes diseñadas para integrarse en paredes y suelos de una vivienda de forma absolutamente discreta y sin levantar ninguna sospecha acerca de lo que se esconde detrás de esa pared, de ese enchufe o esa tarima. Lo que se conoce también como esconderse a plena vista.

Los estándares de seguridad que se esperan de las mejores cajas fuertes –tamaño y peso, entre otros- no tienen buen encaje con la discreción que se espera de las cajas camufladas. Por esa razón esta categoría está compuesta principalmente por cajas de seguridad y cajas fuertes de tamaño pequeño.

La principal barrera de seguridad que ofrecen es poder pasar desapercibidas en el interior de una casa. Y, en segundo lugar, las características de seguridad habituales y correspondientes a cada modelo: estructura, material, cierre, etc.

A este tipo de cajas prestan una especial atención fabricantes como Arcas Ollé, LK Seguridad-ARFE, Marcue, Fac, Arivic, Arregui o BTV. Vamos a repasar cuáles son sus soluciones para esconderse a plena vista.


Para camuflar en el suelo

La mayoría caminamos por el mundo sin fijarnos mucho donde pisamos y se ve que a los ladrones les sucede algo parecido. El suelo es el principal emplazamiento para el que los fabricantes ofrecen soluciones camufladas.

Depende de las circunstancias en cada caso, pero como regla general ofrecen menores restricciones en cuanto a las características y dimensiones de la caja que se quiere ocultar. Un condicionante mucho mayor cuando hablamos de otros espacios de camuflaje como paredes, por ejemplo.

De entre todas las cajas camufladas disponibles, las diseñadas para suelo ofrecen el nivel más alto de seguridad física y las mejores garantías para frenar cualquier intento de intrusión una vez detectada la ubicación.

De hecho, muchos de los modelos de cajas camufladas para suelo responden a un diseño estándar de lo que es una caja fuerte y es en este grupo donde encontramos las de mayor capacidad –hasta 21 litros de volumen-, con puertas más gruesas – hasta 40 mm- o con cierres más seguros combinando llave con cerradura electrónica.

Dada su posible ubicación, en este tipo de cajas es muy recomendable prestar atención a la protección que ofrecen frente a la humedad.


Para camuflar en el suelo del baño

No deja de pertenecer a la categoría anterior pero merece un destacado aparte por su apuesta por un camuflaje diferente y tan ingenioso como complicado de detectar. Si todos los modelos reflejados en el punto anterior se esconden bajo una tarima o el tipo de suelo correspondiente, este modelo de Aravic se camufla como el sumidero del baño con su diseño de tapa sifónica. Además es totalmente estanca, algo imprescindible dada su ubicación.


Para camuflar dentro del armario

Aquí entramos en una categoría diferente de producto que es el de las cajas de seguridad en lugar de las cajas fuertes. La razón es que un armario no es el soporte más fiable para una pesada caja fuerte, por lo que estos productos, de menores dimensiones y peso por regla general, se ubican en un doble fondo o se fijan a la base para quedar ocultas tras un zócalo.

Arregui y BTV son las marcas que fabrican este tipo de productos e incluyen en sus catálogos modelos con cerradura electrónica.

Para camuflar en la pared

De nuevo, las limitaciones del “escondite” condicionan la clase de producto de seguridad que se puede ocultar. Razón por la que la mayoría de cajas en este apartado lo son de seguridad y no son cajas fuertes. Con un par de notables excepciones.


Para camuflar detrás de un enchufe

Arregui, BTV y Ollé comercializan cajas de seguridad que se ocultan tras un elemento tan corriente y ubicuo como el enchufe de la pared. Son cajas de seguridad de reducidas dimensiones y que solo buscan proteger de extraños pequeños objetos de valor. Los enchufes, que no funcionan como tales, se sujetan a la caja mediante imanes.


Para camuflar tras una toma telefónica

BTV encuentra otro emplazamiento original y enormemente común como son las tomas de teléfono que hay en cada hogar. Dos tamaños a elegir y hasta 10 litros de capacidad para resguardar pequeños objetos de valor tras una chapa de alta resistencia a la percusión de 1 mm de espesor.


Para camuflar tras una rejilla de ventilación

Arregui es el único fabricante que propone esta original idea. La caja de seguridad se empotra en una pared y la rejilla de ventilación simula que es un respiradero cualquiera. Para operar con la caja de seguridad, solo hay que retirar la rejilla.


Contenedores secretos

Dejamos atrás las cajas de seguridad y cajas fuertes camufladas para entrar en una categoría inferior que responde a la misma filosofía de esconder a plena vista: libros secretos, envases para alimentos falsos, latas de conserva simuladas o botes de espuma de afeitar que jamás cumplirán ese propósito son algunas de las ideas que Arregui propone para salvarguardar discretamente pequeños objetos.

    Imagen de Cajas camufladas: esconder a plena vista

Categoria: Cajas Fuertes

 

 

Síguenos en:

Facebook
Twitter
Google
Linkedin
Youtube
Pinterest
   
...

Empresa autorizada Venta a Distancia
...

Empresa adherida a Arbitraje de Consumo

Cajas10

© Cajas10.com · contacto@cajas10.com · Calle de la Oca, 10 · 28025 · Madrid · Diseño web: Toma10

Al navegar por Cajas10, acepta nuestra Política de Cookies, que utilizamos para ofrecerle un mejor servicio.
Cerrar