91 161 03 04 De 8:30 a 19 h
Furgoneta
De 8:30 a 19 h.
Teléfono
> Cajas de Cobro y Depósito

Cajas de Cobro y Depósito

En algunos establecimientos el efectivo se maneja de forma constante y esto precisa unas medidas de seguridad específicas. Si usted cuenta con un establecimiento o empresa de venta al público y necesita asegurar su efectivo de la forma eficiente, en Cajas10 encontrará un amplio catálogo de cajas de cobro y depósito con todo tipo de características para atender sus necesidades.

Estas cajas fuertes de depósito están especialmente orientadas a cobros en establecimientos y empresas de venta al público, asegurando al máximo la gestión, protección y transporte de su efectivo.

La forma más segura de gestionar, proteger y transportar su efectivo

¿Qué son las cajas de cobro y depósito para gestión de efectivo?

Las empresas y comercios que realizan actividades de venta directa al público, así como movimientos habituales de dinero en efectivo, emplean cajas fuertes adaptadas a operar fácilmente y con seguridad las grandes cantidades de dinero que pasan por sus instalaciones. Éstas son las cajas de cobro y depósito para gestión de efectivo.

Las cajas de cobro y depósito pueden presentarse en un gran número de variantes. Algunas constan de una simple ranura que permite la introducción de sobres y dinero sin que sea necesaria su apertura; otras cuentan con tolva para introducir objetos de valor más voluminosos.

En ocasiones se presentan como cajas anti-atraco especialmente diseñadas para proteger el efectivo en compartimentos diferenciados y maximizar la seguridad, así como cajas de cobro portátiles que garantizan el transporte seguro de efectivo, ya sea entre establecimientos o hasta una entidad bancaria.

Estas cajas de cobro y depósito cuentan con sistemas de gestión de efectivo que suponen una solución óptima al manejo de dinero en empresas y establecimientos que mueven grandes cantidades de dinero de forma habitual.

 

Tipos de caja de cobro y depósito

Dependiendo de su grado de seguridad y el uso al que estén destinadas, las cajas de cobro y depósito pueden diferenciarse en tres tipos:

  • Cajas fuertes de depósito: Están diseñadas para guardar dinero y documentos de forma rápida y segura, sin necesidad de abrirse. Esto se consigue mediante un sistema de cierre con una ranura que permite la introducción de estos elementos. De este modo se evita la acumulación de dinero en efectivo en los establecimientos de venta al público y de hostelería. Algunas cuentan también con tolva y sistema anti-pesca.
  • Cajas de cobro de submostrador y anti-atraco: Están especialmente indicadas para comercios que manejan a diario grandes cantidades de efectivo. Se instalan bajo los mostradores o mesas de atención al público para facilitar su manipulación con la mayor seguridad, así como su camuflaje. Consta de dos partes diferenciadas.
    • Parte superior: Con un cajón o tolva que permite depositar efectivo u objetos más voluminosos sin necesidad de abrir la caja.
    • Parte inferior: Un compartimento de mayor tamaño donde se salvaguardan de forma permanente dinero y otros objetos de valor.
  • Cajas de cobro y depósito portátiles: Este sistema está pensado para proteger el efectivo mientras éste es transportado de un punto de cobro a otro. En aquellos establecimientos en los que se muevan grandes cantidades de dinero de forma regular, las cajas portátiles pueden ser desbloqueadas de su anclaje y trasladadas fácilmente hasta el punto de recepción.
En el caso de contar con una caja de cobro con tolva, ésta puede situarse en el lado contrario al de la puerta de la caja fuerte. De este modo, debidamente instalada, cualquier persona podrá introducir objetos a modo de caja de depósito.

 

¿Qué tipo de seguridad ofrecen las cajas de cobro y depósito?

Las cajas de cobro y depósito están orientadas a un uso en establecimientos de venta al público y que manejen y transportes considerables cantidades de efectivo de forma regular. Precisamente por esto su diseño las configura como cajas fuertes seguras y fiables, muy difíciles de manipular por terceros.

Sus sistemas de cierre permiten que el dinero y los objetos de valor se custodien de manera óptima, a veces recurriendo a sistemas de doble cerradura e, incluso, a bloqueos con retardo para garantizar que su desbloqueo sólo podrá efectuarse durante un horario anteriormente estipulado.

De igual manera, algunas cajas de cobro y depósito se instalan de tal forma que facilitan su camuflaje e inaccesibilidad por parte de personal externo al establecimiento. En el caso de las cajas portátiles, su transporte es rápido y seguro al poder anclarse a los vehículos de transporte.

 

Sistemas de cierre

Dependiendo del modelo de caja de cobro y depósito se podrá observar un tipo de cierre u otro, si bien es habitual encontrar en este tipo de cajas fuertes cierres con llave, cerraduras electrónicas y sistemas de bloqueo con retardo.
Algunos de los sistemas de cierre más habituales en las cajas de cobro son:

  • Cerradura con llave: Requiere el uso de una llave para su apertura y cierre.
  • Cerradura mecánica: Su funcionamiento se basa en un mecanismo giratorio que bloquea y desbloquea la caja siguiendo un patrón anteriormente establecido.
  • Cerradura electrónica: Su seguridad depende de una clave numérica que permite la apertura y cierre de su mecanismo interno.
  • Cerradura con retardo y bloqueo programado: Idónea para establecimientos de venta al público y que transporten dinero de forma habitual, ya que se basa en un bloqueo con retardo que permite que la caja no pueda abrirse fuera de un horario estipulado.

Para garantizar aún más la seguridad del efectivo y los objetos que se custodian dentro de estas cajas, algunas cuentan con un sistema de cierre que combina dos cerraduras complementarias:

  • Doble llave: Utiliza dos cerraduras independientes con llave.
  • Llave más combinación mecánica: Complementa una llave con un mecanismo giratorio que requiere de un patrón ya definido.
  • Llave más combinación electrónica: La llave se acompaña de una clave numérica que facilita su uso y maximiza la seguridad.

 

¿Qué caja de cobro y depósito comprar?

Si usted necesita garantizar la seguridad, manejo y transporte de su efectivo una caja de cobro y depósito es la opción ideal para su establecimiento.

Según el tipo de negocio que usted dirija y el grado de seguridad con el que quiera contar, podrá visitar nuestro catálogo y escoger el modelo que más se adecúe a sus necesidades en lo que a seguridad se refiere. La decisión acertada será aquella con la que usted se sienta realmente seguro.

En el caso de que su negocio transporte habitualmente cantidades de efectivo de un lugar a otro es imperativo que adquiera una caja portátil para garantizar que su efectivo se mantiene seguro durante el viaje.

 

Síguenos en:

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Pinterest
   
...

Empresa autorizada Venta a Distancia
...

Empresa adherida a Arbitraje de Consumo

Logotipo ConfianzaOnline

Cajas10

© Cajas10.com · contacto@cajas10.com

Privacidad | Cookies | Contratación