91 161 03 04 De 8:30 a 19 h.
Furgoneta
De 8:30 a 19 h.
Teléfono
> Libro-Guía de las Cajas Fuertes > Materiales de fabricación

Libro-Guía de las Cajas Fuertes
Flecha Sumario

3. Materiales de fabricación

Ilustración 3

Materiales empleados

En la fabricación de las cajas fuertes se emplean, como cabría esperar, materiales de alta resistencia y calidad. Para la construcción de su estructura lo más común es el uso de metales resistentes y versátiles, como el acero, con sus múltiples aleaciones, combinado con algún tipo de 'material compuesto', para aumentar su peso e inviolabilidad.

Los materiales concretos y la composición exacta de los ingredientes con los que se fabrica una caja suele ser información reservada, que el fabricante nunca hace pública. Esta carencia de información sirve tanto para mantener el 'secreto industrial' de la empresa frente a la competencia, como para evitar dar pistas a los posibles violadores de la caja, con información que pueda ayudarles en su tarea.

En general, se puede decir que actualmente, una caja fuerte está construida principalmente por acero y hormigón. La unión de ambos materiales da como resultado unas paredes de gran resistencia.

Por un lado el acero constituye la estructura general de la caja, le da forma y es la base donde se alojan el resto de elementos de seguridad de la caja. El acero, a pesar de ser muy tenaz y duro, es dúctil y maleable, por lo tanto se puede utilizar tanto para las paredes como para la pestillería interior. Es común el empleo de la aleación de acero al magnesio en los blindajes de las puertas y cerraduras por sus propiedades antitaladro.

Por otro lado, el hormigón aporta resistencia a compresión, robustez de las paredes frente a explosivos en superficie, le da cierta resistencia al fuego (puede llegar a considerarse que las paredes son ignífugas) y sirve como resistencia activa frente a diferentes herramientas de corte. Es común la mezcla del hormigón con fibras metálicas o morteros minerales. Esta mezcla se suele llamar 'material compuesto'. Reciben el nombre de materiales compuestos aquellos que se forman por la unión de dos materiales para conseguir la combinación de propiedades que no es posible obtener en los materiales originales. Suelen utilizarse para lograr combinaciones poco usuales de rigidez, resistencia, peso, rendimiento a alta temperatura, resistencia a la corrosión, dureza o conductividad.

También los áridos son necesarios en el hormigón utilizado en la construcción de las cajas fuertes, ya que aumenta la resistencia del hormigón, disminuye el coste del hormigón y reduce las retracciones. Los tipos de hormigón, según el árido que se les añade, son:

  • Gravas > 4 mm.
  • Arenas < 4 mm (Gruesa > 2 mm) (Fina < 2 mm).
  • Filler o Polvo < 0,08 mm.

Según la combinación de materiales empleada, se proporciona a la caja fuerte mayor o menor peso y resistencia ante diversos intentos de ataque. Por ejemplo, la inclusión de morteros minerales compuestos por perlita o vermiculita se emplea para otorgar propiedades ignífugas a la caja. La perlita es un vidrio volcánico amorfo que tiene un contenido de agua relativamente alto. Tiene la  poco común propiedad de expandirse muchísimo cuando se calienta lo suficiente. La vermiculita es un mineral formado por silicatos de hierro o magnesio, del grupo de las micas. Bajo la acción del calor, se deshidrata y toma un volumen mayor y aspecto similar al de una masa de gusanos; se usa como aislante y absorbente.

Las fibras de refuerzo se emplean como aditivo, para la realización de cajas fuertes. También se utilizan para fabricar pavimentos industriales, hormigones y morteros de alta resistencia al impacto, estructuras de seguridad: colado, blindajes, piezas pretensadas, cimentaciones y muros.

Las ventajas de la utilización de fibras de refuerzo en la mezcla del 'material compuesto' añadido a la estructura de una caja fuerte son:

  • Resistencia: La utilización de las fibras de refuerzo aumenta la resistencia de los materiales con los que se mezcla. Mejora el comportamiento frente a compresión, tracción y flexión.
  • Resistencia al fuego: Los materiales con fibras de refuerzo tienen un mejor comportamiento frente a cargas de fuego, al aumentar la cohesión y reducir las fisuras. Incrementa el tiempo que el material resiste con sus capacidades intactas frente al fuego. Está indicado para la utilización en industria de alto riesgo de incendio como petroquímicas, fundiciones, textil y cerámica.
  • Seguridad: Las características que aportan las fibras de refuerzo se utilizan para mejorar la resistencia y la seguridad de instalaciones de alta seguridad, como las cámaras acorazadas.

Otra solución aplicable, es añadir aluminio en polvo como aditivo al hormigón. El hormigón con aditivos de aluminio es denominado Hormigón Celular. El aluminio, dadas sus propiedades, tienen un efecto devastador frente a los discos de corte de radial. Este material al tratar de ser cortado con discos de corte para radiales fluye, introduciéndose entre los granos del disco, y dañando seriamente las propiedades de corte, lo que implica un cambio de filo, con la pérdida de tiempo que ello supone para la persona que quiere forzar la caja.


* Véase también:


* Enlaces de interés:


* Envíenos un comentario.

 

Cajas10

© Cajas10.com · contacto@cajas10.com · Calle de la Oca, 10 · 28025 · Madrid · Diseño web: Toma10