91 161 03 04 De 8:30 a 19 h.
Furgoneta
De 8:30 a 19 h.
Teléfono

Libro-Guía de las Cajas Fuertes
Flecha Sumario

1. Introducción

Ilustración 1

Una caja fuerte es un contenedor o compartimiento especialmente diseñado para guardar en su interior elementos de valor con el fin protegerlos contra el robo, el fuego u otros ataques indeseados. Las cajas fuertes también suelen ser llamadas cajas de seguridad.

Las cajas fuertes, por norma general, son paralelepípedos o cilindros huecos fabricados en metal de alta resistencia, que suele estar reforzado con rellenos de otros materiales, como el hormigón y las fibras metálicas, para asegurar una dureza y un peso óptimos.

El cierre de una caja fuerte y el correspondiente desbloqueo para su apertura, se consigue a través de muy diferentes sistemas. Ciertas cajas disponen de sistemas de cierre altamente sofisticados, como las combinaciones biométricas, aunque debemos tener en cuenta que las clásicas cerraduras con llave o combinación mecánica o electrónica siguen siendo las más empleadas, debido a su fiabilidad y facilidad de uso. La puerta de una caja fuerte suele abrirse mediante el giro de sus bisagras, aunque en algunas ocasiones la apertura se realiza extrayendo la propia puerta.

Las cajas fuertes se emplean en un amplio campo de ámbitos y actividades, desde el doméstico hasta el profesional, llegando a los máximos requisitos de seguridad en entidades bancarias y organismos oficiales.

En el ámbito domestico, en función del tipo de objetos que queramos salvaguardar y su valor económico o sentimental, podremos elegir entre la gama más básica de cajas de seguridad, de poco peso y volumen, hasta las cajas fuertes más pesadas y con más alto nivel de seguridad. También se podrá optar por algún tipo de caja camuflada, que basan gran parte de su seguridad en lograr pasar inadvertidas.

En el campo profesional podemos encontrar multitud de soluciones para todas las necesidades: pequeñas cajas para habitaciones de hotel, cajas de cobro para depositar efectivo, soluciones para la seguridad de los equipos informáticos, cajas de cobro ancladas o portátiles, o cajas fuertes con las últimas medidas de seguridad para las empresas y comercios más exigentes.

Algunas empresas (joyerías, loterías, gasolineras, etc.) están obligadas a disponer de una caja fuerte homologada. Según el tipo de negocio y de acuerdo a la normativa vigente la caja fuerte obligatoria habrá de disponer de un grado de seguridad I, II, III, IV, V, VI o VII.

Otro tipo de caja fuerte son los armeros, cajas de seguridad destinadas a la custodia de armas de fuego. Según el tipo de licencia del arma y el espacio de uso requerido para su guarda, puede ser obligatorio el uso de armeros con homologación de grado I o grado III.

Las cajas ignífugas están destinadas a proteger documentos, soportes informáticos y cualquier otro objeto de los efectos producidos por el fuego. Son cajas provistas de un recubrimiento especialmente diseñado para que, en caso de contacto directo con el fuego, su receptáculo interior no supere una determinada temperatura durante, al menos, un lapso de tiempo.

Cabe también destacar la relevancia de los llamados armarios de seguridad, cajas fuertes dotadas de un notable volumen interior, ideadas para almacenar grandes cantidades de documentos, soportes informáticos, elementos electrónicos, u otros tipos de bienes. Existen distintos tipos de armarios de seguridad, según su nivel de invulnerabilidad y su resistencia al fuego.


* Enlaces de interés:

  1. Wikipedia: Caja Fuerte
  2. Wikipedia (inglés): Safe


* Envíenos un comentario.

 

Cajas10

© Cajas10.com · contacto@cajas10.com · Calle de la Oca, 10 · 28025 · Madrid · Diseño web: Toma10