91 161 03 04 De 8:30 a 19 h.
Furgoneta
De 8:30 a 19 h.
Teléfono
> Libro-Guía de las Cajas Fuertes > Cómo elegir una Caja Fuerte

Libro-Guía de las Cajas Fuertes
Flecha Sumario

13. Cómo elegir una Caja Fuerte

Ilustración 12

Elegir una caja fuerte es una tarea fácil si se tienen en cuenta una serie de detalles. Detalles como el uso que se le va a dar, el tamaño más adecuado o el precio que usted se quiere o puede gastar, son claves a la hora de tomar una decisión sobre que caja es la mas apropiada para nuestras necesidades.

Si quiere salvaguardar objetos difíciles de reemplazar como fotos de familia, documentos oficiales, pasaportes o pequeños objetos de valor, mientras los mantiene a mano, una caja fuerte podría ser una solución relativamente barata y de fácil utilización.

¿Qué uso voy a dar a mi caja fuerte?

La mayoría de las cajas fuertes para el hogar están diseñadas para proteger su contenido de robos, incendios o ambos. Algunas también ofrecen cierta resistencia a la humedad y a las inundaciones no siendo demasiado habituales este tipo de cajas.

Existen multitud de organismos independientes encargados de realizar ensayos que certifican tanto la resistencia a la apertura de la caja mediante la fuerza como la resistencia al fuego dependiendo de que objetos se quieran salvaguardar. Estas son algunas de las características de dichos ensayos.

Protección contra robos

Las cajas destinadas al hogar no suelen pasar por procesos de certificación como las cajas homologadas empleadas en el ámbito profesional, tales como joyerías, gasolineras, administraciones de loterías, bancos, etc. y que van desde el grado I hasta grados superiores al IX para sectores que requieren de la máxima seguridad.

La Norma Europea EN 14450 es la que regula la resistencia al robo para cajas fuertes domiciliarias. La aplicación de esta norma lleva como resultado la obtención de unos niveles de resistencia (Niveles S1 y S2) frente a un posible robo. Dicho ensayo consiste en comprobar el tiempo que se necesita para acceder al interior de la caja utilizando una gran variedad de herramientas. Cuanto mayor sea el tiempo necesario (en función de la herramienta utilizada), mayor será el nivel de resistencia, y cuanto mayor sea el nivel de resistencia, mayor será la protección ofrecida.

Algunas de las herramientas utilizadas para este ensayo son: destornilladores, alicates, martillo, hacha, pico, llaves fijas, palancas, patas de cabra, taladros, sierra, lima, fresa de corte, máquinas taladradoras, taladradora de percusión, taladro percutor para hormigón, martillo percutor, y algunas herramientas utilizadas con líquidos abrasivos o refrigerantes como tronzadoras de disco, coronas diamantada, corte por soplete, lanza térmica (de oxígeno), corte y soldadura eléctrica, etc.

Según indica la policía, los ladrones suelen ir a por aquellos objetos de la casa que pueden llevarse fácilmente y a la carrera. Una caja fuerte que pese más de 30 ó 40 kg vacía se convierte en un blanco muy poco atractivo en comparación con joyas, cámaras de fotos, aparatos electrónicos pequeños, y otros artículos que el ladrón tenga a su alcance y sean de fácil transporte. La gran mayoría de las cajas de seguridad además vienen con todo lo necesario para atornillarlas al suelo o a algún otro lugar que ofrezca suficiente resistencia para disuadir a los ladrones.

Resistencia contra incendios

Junto con el robo, el fuego es la otra preocupación más habitual de la mayoría de los compradores de cajas fuertes, pero, ¿es el fuego un riesgo real?
La Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (NFPA) de EE.UU., asegura  que durante el transcurso de una vida hay una posibilidad entre cuatro de sufrir un incendio doméstico lo suficientemente grande como para justificar llamar a los bomberos.

Existen varios tipos de cajas ignífugas en función de qué tipo de material vayan a proteger y cuánto tiempo pueden soportar sin que su interior supere una determinada temperatura.

Por ejemplo, las cajas ignífugas certificadas para proteger documentos de papel no deben superar los 150ºC en el interior durante un incendio.

En el caso de las grabaciones antiguas o cintas magnéticas, será necesaria una caja ignífuga que esté certificada para no superar los 65ºC en el interior.

Las unidades ópticas como CD o DVD y discos duros magnéticos de ordenador, son aún más sensibles, por tanto deberán utilizarse cajas ignífugas cuyo interior no exceda de 50ºC.

Esta información debe estar especificada en las características técnicas de cada modelo de caja ignífuga.

En las cajas ignífugas para el hogar lo más común son 30 minutos de protección contra el fuego, aunque también se pueden encontrar cajas que ofrecen una o más horas de protección, por lo general con precios más altos.

Generalmente las cajas fuertes ignífugas son sometidas a las siguientes pruebas en los ensayos de certificación:

  • Se mantiene la temperatura media del horno de acuerdo con la curva normalizada de incendio ISO 834-1, 60 minutos a  945ºC, 90 minutos a 1000ºC o 120 minutos a 1090ºC, en función del nivel de resistencia requerido.
  • Durante esta prueba, la temperatura en el interior de una probeta no debe superar los 150ºC (protección papel) o 50ºC (protección soportes informáticos).
  • Pasados los 60, 90 ó 120 minutos, se apaga el horno y se deja enfriar siguiendo la curva de enfriamiento (la probeta se extrae del horno pasadas 16 horas).

Resistencia al agua

La protección contra el agua, aunque todavía no está muy extendida, tiende a ser una característica adicional de algunas cajas ignífugas o cajas fuertes comunes.
En los ensayo estas cajas de seguridad son sumergidas para simular los efectos de una inundación o de la tubería de agua rota y comprobar que la caja es perfectamente estanca y podrá salvaguardar los objetos del interior.

Custodia de armas

Para la custodia de armas de fuego existe un tipo específico de cajas fuertes especialmente indicadas para esta finalidad.

Por ley es necesario guardar las armas en armeros homologados de Grado I o Grado III. Los Armeros de Grado I son los indicados para la custodia de armas largas rayadas y cañones 2ª2 de uso particular. Los Armeros de Grado III son los indicados para la custodia de armas cortas con licencia F de uso particular y como armeros para empresas de seguridad.

Tipos de cajas fuertes

Existen multitud de tipos de cajas fuertes y formas de clasificarlas, pero podemos diferenciarlas según su forma de instalación o ubicación final en cajas de sobreponer, para empotrar en la pared o el suelo y camufladas, que logran pasar inadvertidas.

Si atendemos a su utilidad podemos clasificarlas como:

  • Cajas fuertes de seguridad para la custodia y salvaguarda de objetos de valor, efectivo y documentos importantes.
  • Cajas con ranura o tolva para lograr introducir dinero, sobres u otros elementos de pequeño tamaño sin necesidad de abrir la caja.
  • Cajas de cobro, similares a las anteriores pero con un diseño más específico destinado a custodiar mayores cantidades de dinero a diario.
  • Caudalitas, pequeñas cajas de seguridad para guardar efectivo.
  • Cajas para la custodia de llaves.
  • Cajas de seguridad para equipos informáticos y videograbadoras que permiten la correcta ventilación de los equipos.
  • Cajas ignífugas para salvaguardar todo tipo de objetos de posibles incendios.
  • Armeros para la custodia de todo tipo de armas de fuego.
  • Cajas de seguridad portátiles.

Consideraciones a tener en cuenta

El tamaño

Una forma sencilla de determinar el tamaño de la caja fuerte que puede necesitar es amontonar lo que tiene pensado poner en ella y medir las dimensiones aproximadas del conjunto.

Una capacidad bastante común para el hogar es de 20 a 40 litros, que puede servir para guardar fácilmente los objetos y documentos más habituales.

El precio

El precio de las cajas fuertes va íntimamente ligado a su grado de seguridad y calidad. El gasto de una importante cantidad de dinero en una caja fuerte debe considerarse como una inversión que repercutirá a largo plazo en la seguridad de nuestros objetos de valor.

La compra de una caja fuerte de calidad y alta seguridad nos asegura disponer de dicha caja durante prácticamente toda la vida, pues los fabricantes de cajas de seguridad ponen gran empeño en obtener modelos de la mejor calidad y durabilidad en el tiempo.

¿Dónde comprar una caja fuerte?

Pueden encontrarse cajas fuertes para el hogar en algunas ferreterías, tiendas especializadas, grandes almacenes y tiendas online.

Tiendas online como Cajas10.com disponen del catálogo más completo y variado en lo que se refiere a fabricantes y tipos de cajas comparado con lo que se puede encontrar en cualquier tienda física. Además Cajas10.com le ofrece los precios más competitivos y todas las facilidades para su elección gracias a la atención personalizada que ofrece su equipo. Si decide comprar una caja fuerte en una tienda online no se olvide considerar los gastos de envío, Cajas10.com ofrece el envío gratuito en un gran porcentaje de los artículos a la venta.

¿Dónde instalar su caja fuerte?

El mejor lugar para instalar su caja fuerte dependerá del diseño y distribución de su casa, pero hay algunas recomendaciones generales que vale la pena considerar. El dormitorio principal suele ser el primer lugar de búsqueda parada para los ladrones, por lo que podría no ser el sitio más indicado para instalar la caja fuerte.
El sótano, al ser un lugar más aislado, podría ser un buen sitio desde el punto de vista de protección contra incendios; pero si su casa está ubicada en una zona propensa a las inundaciones, el sótano puede que no sea la mejor opción debido a que las cajas pueden deteriorarse fácilmente si no están diseñadas para soportar la humedad y el agua.

¿Qué interesa guardar en una caja fuerte?

Una caja fuerte para el hogar le da acceso 24 horas diarias y 365 días al año a los documentos y objetos de valor que pueda necesitar en determinados momentos.


* Envíenos un comentario.

 

Cajas10

© Cajas10.com · contacto@cajas10.com · Calle de la Oca, 10 · 28025 · Madrid · Diseño web: Toma10