91 161 03 04 De 8:30 a 19 h.
Furgoneta
De 8:30 a 19 h.
Teléfono
> Libro-Guía de las Cajas Fuertes > Cajas Fuertes > Cajas Fuertes de empotrar > Instalación de una Caja Fuerte de empotrar

Libro-Guía de las Cajas Fuertes
Flecha Sumario

5.2.2. Instalación de una Caja Fuerte de empotrar

Ilustración 5.2.2

Para garantizar una correcta y segura instalación de la caja fuerte de empotrar, antes de comenzar deben tomarse las necesarias medidas de seguridad. Primero protéjase usted. Use guantes y gafas protectoras. Luego cubra el suelo y los elementos sensibles de los alrededores de la zona de instalación con plásticos o papel para evitar que la instalación o los escombros puedan causar daños.

A continuación se recomienda seguir todos o algunos de estos pasos:

  1. Toma de medidas. Mediremos el frontal de la caja y crearemos un esquema en el lugar de la instalación sumándole 5 cm a cada lado, 10 cm en la parte inferior y 15 cm en la parte superior. Para realizar este esquema de forma precisa nos ayudaremos de un nivel de burbuja o láser.
  2. Comprobación de la profundidad. Con una broca de longitud superior al fondo de la caja haremos un par de agujeros en las esquinas a modo de prospección para asegurarnos de que la profundidad es suficiente.
  3. Apertura del hueco. Con ayuda de una broca, una maza y un cincel abriremos el hueco completamente.
  4. Acondicionamiento del hueco. Una vez abierto el hueco procederemos a preparar una base sólida donde apoyar la caja. Para ello podemos utilizar ladrillos de tipo rasillón. Estos ladrillos los colocaremos en la parte inferior, en los laterales e incluso en la parte superior y el fondo del hueco si queremos obtener más solidez.
  5. Nivelación de la caja. Un buen nivelado de la caja es crucial para que el cierre de la puerta y el enrasado con la pared sean perfectos. Para ello utilizaremos un nivel y unas cuñas de madera que iremos ajustando hasta conseguir la posición idónea.
  6. Relleno con hormigón. Poco a poco y tras asegurarnos de que la caja está correctamente nivelada iremos rellenando el hueco con hormigón ayudándonos de la paleta y una barilla que nos permita rellenar todos los huecos. Puede además introducir cascotes o trozos de ladrillos rotos para darle mayor resistencia.
  7. Secado y acabados. Tras dejar secar el hormigón unas 48 horas podemos comenzar a cerrar el perímetro de la caja con yeso negro y una llana, asegurándonos de no dejar ningún hueco ni zonas a diferente nivel.
  8. Acabado final. Tan solo nos queda dar una nueva capa de yeso blanco y pintar, empapelar o dar el acabado deseado a la pared.
  9. Otros consejos. Para un correcto secado del hormigón se recomienda dejar la caja abierta durante algún tiempo con el fin de evitar que la humedad penetre en ella. Es recomendable, además, incluir alguna bolsa de gel de silicato para evitar la acumulación de humedad en el futuro.


* Más información sobre Cajas Fuertes:


* Enlaces de interés:


* Envíenos un comentario.

 

Cajas10

© Cajas10.com · contacto@cajas10.com · Calle de la Oca, 10 · 28025 · Madrid · Diseño web: Toma10